Soy Alfonso Ortiz Remacha. Nací en Zaragoza, una bonita ciudad en el noreste de España. Desde niño, en casa de mis padres, he vivido en un ambiente artístico sin alejarme de la realidad; mi madre Cristina Remacha es pintora y mi abuelo Pablo Remacha fue escultor en forja. Aunque no tuve la suerte de conocerle, mi madre me hablaba de él y también me acerqué a su obra a través de sus libros.

Estudié en la escuela de artes y oficios artísticos en la antigua sede de la plaza de los Sitios de Zaragoza. Los hermanos Albareda, Martínez Lafuente, Cano y Pascual Blanco fueron algunos de mis profesores. Compaginé mis estudios de arte con los de filología hispánica en la facultad de filosofía y letras de la Universidad de Zaragoza. El encuentro con la literatura y las nuevas corrientes poéticas me hicieron descubrir nuevos paisajes de inspiración.

Mi inclinación profesional por el diseño gráfico me llevó a ser becado en 1993 por el departamento de industria, comercio y turismo de la Diputación General de Aragón para completar estudios en aplicaciones de identidad corporativa y packaging. En 2002 obtuve el máster en Dirección de marketing GESCO por ESIC. Aunque mi vida profesional esté sumergida en el devorador mundo de las empresas y la imagen corporativa, mi otro yo nunca ha traicionado su vocación artística.

 

EXPOSICIONES

  • Primer premio en el XIX Certamen Juvenil de Arte
  • Primer premio en el Certamen DIFAS´85 en La Coruña
  • 1990 Exposición en sala Goya, Zaragoza, junto a Cristina Remacha
  • 1994 Exposición en sala Mª Isabel, Borja, junto a Cristina Remacha
  • 1996 Exposición sala Barbasán, Zaragoza
  • 2005 Exposición Colectiva Decor-Art, Zaragoza
  • 2011 Colectiva summer show’11 Decort Art, Zaragoza
  • 2011 Incluido en el Proyecto Zeta, Centro de Historias de Zaragoza
  • 2012 Exposición “Héroes y Dioses” en sala Decor-Art
  • 2012 Incluido en el Homenaje a García Lorca en galería Itxaso
  • 2013 Exposición “El ídolo eterno” en galería Itxaso
  • 2015 Exposición colectiva “Con clave de Fa aún mayor” en galería Kafell
  • 2016 Exposición “Legiones” en el Museo de Castejón de Navarra
  • 2017 Seleccionado para la 6ª Feria Nacional de Arte, Palacio de Revillagigedo, Gijón

 

ENTREVISTA 

Pablo Pamplona me entrevista sobre mi exposición Héroes y Dioses de 2012

¿Nos presenta las obras que forman la exposición?
Héroes y dioses es una serie de esculturas que empecé hace años con la idea de crear un corpus aunque cada obra puede hacer su camino como escultura autónoma. Reivindico la herencia clásica griega y deseo unir el pasado con el presente, renovando el recuerdo y transformándolo en un símbolo. Huellas y claves de lo que fuimos y lo que somos. Presento a los dioses ensimismados pero con una poderosa aura de sensualidad, asomándose al escenario humano.
Quizá volver a la edad de oro a través del arte, quién sabe, pero la belleza es el gran atributo de la edad de oro. Es una especie de “asalto al cielo” de abrir esa grieta que nos deje asomar a esa dimensión dionisíaca y apolínea.

Sorprende esta vuelta a los clásicos…
Clásico y romántico a la vez, romántico no como algo melodramático sino como actitud ante la vida; anhelo y esperanzas, realidad y dolor, belleza y muerte, lo ilimitado y lo limitado. El hombre es un dios cuando sueña y un mendigo cuando reflexiona, como decía Hölderlin. El hombre se dio a si mismo los dioses porque al principio el hombre y sus dioses eran una sola cosa. El artista, el poeta, es sucesor del hombre divino. Puede mediante el acto estético iniciar el retorno a esa belleza primigenia. Mi aceptación de lo clásico, de lo griego arcaico, es también consecuencia de rebelión, porque hemos perdido el ejercicio de la historia, de la cultura, pero de la cultura con mayúscula. Sin el conocimiento de la mitología y también por qué no, de la historia de las religiones, no se sabrá interpretar la mayor parte del arte ni su entorno sociocultural, la literatura o la etimología de símbolos y signos.

Los temas clásicos han sido una constante en la historia del arte ¿qué quieres aportar con tu visión?
Existe la historia del arte pero aparte de nuevos materiales y herramientas, no creo en la evolución del arte. El arte es como un enorme océano, un piélago, donde a veces surgen desde sus profundidades auténticos artistas y genios que quedan flotando para siempre en la superficie de ese océano. Qué increíblemente modernos y contemporáneos nos parecen las estatuillas primitivas o las máscaras africanas antiguas, sin nombrar el arte aborigen o los idolillos arcaicos o celtíberos. Mi mundo interior apunta hacia la belleza primigenia que tiene su cenit en el mundo helénico y me rebelo, como decía antes, contra la incapacidad de esforzarse por crear belleza.

Utiliza principalmente yeso de París ¿qué cualidades tiene este material?
El yeso de París es un yeso muy fino y de gran dureza después de su secado. Su nombre deriva de los grandes depósitos de yeso de las cercanías de París. Aunque se suele tomar como un material transitorio a otro más noble como el bronce, Rodin, Henry Moore o Picasso ya lo utilizaban como material final.

¿De qué forma trabaja el material?
Trabajo el modelado en arcilla y el yeso de París me permite reproducir de la mejor manera las formas con el molde de un solo uso, que hay que destruir al hacer el vaciado en yeso. Es un proceso muy delicado que necesita toda la atención pero luego es una satisfacción romper (no sin cierta ansiedad) el molde informe con el cincel y encontrar debajo, la nívea escultura en yeso que anteriormente había modelado en arcilla. También cincelo a partir de formas determinadas del yeso o modelo con el yeso a partir de una estructura. Utilizo aceite de linaza o barnices mates para impermeabilizar finalmente las obras.

¿En algún momento ha intentado dedicarse profesionalmente al arte?
El mercado del arte contemporáneo no es inocente y también tiene sus normas y están construidas primero a partir del trabajo del artista y segundo por su reconocimiento promovido por el galerista y el crítico de arte. El galerista es el que representa al artista, su apoyo es fundamental. En Zaragoza es muy difícil. Hay que salir fuera. Madrid ha inclinado la balanza con respecto a la luminosa Barcelona. Hay que exponer fuera y seguir llamando a las puertas. Que se nos vea. He tenido la experiencia de querer exponer en salas zaragozanas donde me han respondido que mis esculturas no encajaban, sin embargo he visto en las mismas, obras muy dudosas llevadas por gustos personales interesados.

Su actividad profesional en el campo de las artes gráficas y publicidad ¿le permite el mismo nivel de creatividad?
Al contrario del artista, el creativo publicitario y el diseñador gráfico no son libres para crear su obra, está condicionada por la reacción del público ante su creación y su creatividad parte de la información que del perfil del consumidor, del producto, su posicionamiento, la competencia, los soportes del mensaje y un largo etcétera tengan a través del pliego de condiciones o briefing. Pero esa supuesta limitación hace que el esfuerzo creativo sea si cabe mayor. Decía Cruz Novillo que un diseñador, un publicitario, es como un arquero que tensa el arco y dispara a la diana e intenta dar en el centro, en el punto amarillo; un artista es un arquero que tensa el arco y dispara y donde se ha clavado la flecha luego dibuja el punto amarillo.

¿Por qué le apetece exponer en internet?
Internet ha trasformado las formas de creación y difusión del arte contemporáneo. La creación artística ha dado nuevos usos de Internet, nuevas oportunidades de trabajo e intercambio cultural… Es estar en el mundo, es un reflejo de la vida y facilita que el mundo entero, el planeta, te conozca. La gente que le gusta el arte también navega en internet. Tengo mi página web y lo más importante, bien posicionada por el programador que me la hizo. El arte en la Red es eso, una forma de construcción conjunta en la que intervienen artistas e informáticos.
Invito a visitar mi web que es un portafolio constantemente abierto y que tengo el compromiso de actualizar cada vez que haya una novedad.

Para terminar ¿cómo ve el panorama artístico de la comunidad?
Con luces y sombras. La falta de apoyos económicos y también morales de las Instituciones ha favorecido la desaparición desde el año 2000 de las más importantes galerías de arte en Zaragoza: la sala Goya, Lausín&Blasco, Art 2mil2, Urban Gallery, Fernando Latorre… hundiendo el perfil que presenta la ciudad en el ámbito de las artes plásticas.
Aragón es una región de artistas impresionantes y que siguen trabajando, como Eduardo Laborda, Iris Lázaro, Remacha, Cerdá y un largo etcétera, donde muchos como Dino Vals han tenido que triunfar fuera para ser reconocidos, aunque eso suele ser consuetudinario en esta comunidad.
El museo de arte contemporáneo en Huesca a partir del legado Beulas fue una buena noticia. Huesca además está proyectándose como una ciudad de gran dinamismo cultural. La Balanza se equilibra por el sur con la creación de la facultad de bellas artes en Teruel que era un asunto en eterno trámite. No hay que olvidar la escuela de artes de Zaragoza que fue un acierto en su tiempo convertirla en bachiller artístico y que ha cambiado de ubicación y dinamizarse.
Pero no sólo en esta comunidad, sino en toda España, no soy muy optimista con respecto al arte en general. La creatividad, el arte, tiene que persuadir a la sociedad. Mientras no sea aceptado el artista, no es genial ni creativo. En estos momentos creo que no existe el espacio necesario para que se origine esta aceptación. El arte es una cuestión de tiempo.

 

 

Pablo Pamplona (RedAragon)